Principales diferencias entre las pelotas de pádel y de tenis

Cualquier experto podrá apreciar las diferencias que existen entre las pelotas de pádel baratas Kingame (o de cualquier otra marca) y las pelotas de tenis.
Si nunca hemos practicado estos deportes en el pasado, es posible que pensemos que pueden ser muy parecidas… pero no es así: lo primero que tienes que saber es que no se puede utilizar la misma pelota para estos dos deportes.
A continuación te vamos a describir algunos de los motivos de ello.

pelotas-padel-baratas-kingame

Pelotas de pádel vs pelotas de tenis

Si echamos un vistazo a una pelota de pádel la veremos igual que una de tenis: al fin y al cabo, tienen una forma, un diámetro y un color que son prácticamente idénticos (este punto se puede contradecir afirmando que existen pelotas de pádel que son de color naranja… sin embargo, no se consideran reglamentarias. Las normas establecen que tan solo se puede jugar con bolas que sean de color blanco o amarillo).

Presión

Sin embargo, la primera diferencia apreciable es la presión. Mientras que una pelota de pádel tiene asociada una presión inferior que las de tenis (nada menos que 0,06 de atmósfera inferior).
Aunque pueda parecer un valor bastante básico, lo cierto es que cambia el juego completamente. Digamos que en el pádel hay más control: no se juega a tanta velocidad siendo más complicado que una pelota pueda caer fuera de la pista.

Peso

Aunque en el peso no hay demasiadas diferencias, es importante hacer referencia a este factor. En el caso de una pelota de tenis se establece un peso mínimo de 56,7 gramos mientras que en el de una pelota de pádel es de 56 gramos.
En el peso máximo hay una diferencia más importante: una pelota de tenis tiene asociado un peso máximo de 58,5 gramos y una de pádel de 59,4 gramos.
Al ojo inexperto puede llegar a parecer que una diferencia tan ínfima no cambiará nada… sin embargo, un solo centímetro puede hacer que el juego sea muy diferente.

Rebote

Para que una pelota de tenis o de pádel se considere reglamentaria tiene que tener un rebote mínimo asociado de 135 centímetros (en este punto son iguales las de los dos deportes). Sin embargo la cosa cambia en el rebote máximo (en el caso de una pelota de pádel es de 145 cm mientras que en una de tenis es de 147 cm).
Con esto volvemos a hacer referencia a lo que comentábamos en los puntos anteriores; el hecho de que pueda rebotar algo menos una pelota de pádel conseguirá que los deportistas tengan mucho más control sobre el partido.

Conclusión

Es verdad que las diferencias son muy sutiles… pero influyentes en cualquier caso. No utilices una pelota de pádel con raquetas de tenis y viceversa; notarás como la forma de jugar se dificulta siendo casi imposible dominar la situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *